espaciolibremexico

Medio Alternativo de Información

Caravana Paso a Paso Hacia la Paz

Lucero Mendizábal

TOMADO DE  EMERGENCIA MX

Territorios calurosos, sol ardiente, escenarios habitados por centenas de

mosquitos, torrentes de lluvia, caminos de terracería, carreteras y avenidas; varias poblaciones de Chiapas, Oaxaca y Veracruz siendo testigos de un movimiento cuyo rostro se deja mirar recientemente, una cara oculta por años, más visible en estos días;  madres, padres y familiares de migrantes de Centroamérica en travesía realizando una ruta que bien podrían haber recorrido sus hijas e hijos meses o años atrás,  su objetivo encontrarlos.

El pasado martes 26 de julio México por segunda ocasión sintió e

l latir de exigencia y justicia, de dolor y tristeza que en su pecho llevan estas madres y padres por no saber de su gente querida, quienes sencillamente “desaparecieron” en algún sitio de esta geografía llena de belleza en sus bosques, selvas y ríos pero que atenta contra la persona que decide correr el riesgo de migrar y recorrerlo porque el hambre no aguanta más. Peligro, es el resultado de esta profunda violencia estructural que deja como la única posible vía, el abandono del hogar, de la familia, un adiós sin saber si habrá un después o un tal vez, con la seguridad de que todo puede suceder, robos, torturas, violaciones, cosas inimaginables por el terror que despierta tan solo de imaginarlas, su resistencia la fe incansable de un futuro mejor, de un Dios protegiéndolos en su camino.

En la caravana Paso a Paso Hacia la Paz, participaron organizaciones centroamericanas de derechos humanos de: Honduras, El Salvador, Guatemala y México mismas que acompañaron este peregrinar de denuncia y protesta, de exigencia al Estado Mexicano para circular libremente y poder buscar a sus familiares haciendo también un llamado de atención a sus gobiernos pues reconocen que es y solamente es la pobreza la que lleva al indeseable hecho de moverse hacia otro país dejando la hist

oria de una/o en el pasado, hijos, tierra, comunidad, sangre y vida.

En todos los lugares la comunidad religiosa recibió a la caravana con comida y hospedaje, el primer punto Ciudad Hidalgo para tomar un desayuno ofrecido por la parroquia del pueblo y luego realizar una visita al Albergue Belen en Tapachula en donde presenciamos igualmente la alegría, el reencuentro de una madre con su hijo después de 9 años de ausencia mientras se compartían testimonios en la plaza Miguel Hidalgo de otros migrantes vejados en algún intento por perseguir el mismo sueño.  Una joven valientemente denuncia una violación multitudinaria en diferentes lugares del país, otro señor narra el asalto del que fue objeto al llegar a México en búsqueda de su hermano y un moretón en su ojo  una clara evidencia.

Esa misma tarde,  se realizó una acción pacífica cerrando de manera simbólica el acceso a las instalaciones de uno de los mayores centros de detención de migrantes conocido también como la Estación Migratori

a Siglo XXI, mientras uno de los organizadores y defensores de derechos en México Irineo Mujica explicaba “este es uno de los centros de detención migratoria con mayor número de denuncias, con una capacidad enorme y donde son aislados de manera ilegal  los migrantes que son detenidos en la zona, donde no les permiten tener contacto con su familia, son aislados”.

El siguiente punto en el mapa para dar la bienvenida compartiendo una cena, el albergue “Hogar de la Misericordia”, encabezado por el padre Heyman Vázquez Medina,  la jornada termino llevando a mujeres  y hombres a espacios para dormir y continuar el siguiente día con las manifestaciones y acciones dando inició con una visita a las vías del tren para apoyar con algunos alimentos a las y los migrantes que iniciaban su andar desde este lugar;  se realizó una visita al cementerio para mostrar fosas comunes en donde yacen los cuerpos de personas a quienes no se pudo identificar.

A unos pasos bajo el intenso calor del sol se recorrieron algunas call

es en dirección a la oficina de derechos humanos de apoyo al migrante, la cual se abrió un mes atrás pero que se inauguró en esos momentos con el padre de la localidad y el representante de la oficina de Arriaga, nuevamente bajo el calor abrasador los pasos hacia la paz se dirigieron una vez más a las vías del tren en donde se realizó un acto de testimonios frente al consulado de El Salvador, contando con la presencia del cónsul y el presidente municipal de Arriaga William de los Santos Cruz, el acto no duró más de una hora pues se tenía una comida en el mismo albergue con el procurador de Justicia del Estado Raciel López Salazar y la Secretaria para el Desarrollo de la Frontera Sur y Enlace para la Cooperación Internacional Andrea Hernández Fitzner, ahí se presentaron nuevamente algunos de los testimonios de los familiares de los migrantes desaparecidos y se lograron acuerdos para la implementación por parte del estado en mantener una base de datos en internet en donde se pueda realizar un registro de las personas buscadas.

El día seguía ofreciendo lluvia a ratos y un clima tropical que caracteriza a esta región del estado, en los camiones la gente charlaba entre sí, comía las tortas que tan generosamente ofrecía la gente al recibir a la caravana. Sin que la noche cayera llegamos a Ciudad Ixtepec, uno de los sitios más referenciados en esta lucha por los derechos humanos de los y las migra

ntes; y es que en este lugar se encuentra uno de los abanderadores de este movimiento quien ha comprometido su vivir para salvaguardar la integridad de muchos en su andar por el istmo de Oaxaca, el padre Alejandro Solalinde. La caravana decidió entonces llegar al lugar con las mantas y pancartas (si bien no lo tenía planeado pero las condiciones se presentaron) ya que en el albergue “Hermanos en el camino” se encontraba el representante de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos Felipe González, quién solamente saludo a la caravana, ofreció unas palabras y refrendo su deseo por escuchar las historias que tenían que compartir en su cita el siguiente sábado en Tierra Blanca, Veracruz. Por la noche el director del documental la Bestia Pedro Ultreras presentó su trabajo en el Gimnasio de la comunidad, la respuesta general fueron algunas sollozos entre las personas asistentes de ver la realidad reflejada en testimonios hechos historia.

Al día siguiente jueves 28 de julio las jornadas en Ciudad Ixtepec consistieron en recoger la basura que se encontraba en algunas zonas de la comunidad mientras otros compartían en el albergue sus historias c

on el resto de quienes esperaban el tren, aún restaba camino por recorrer, Oaxaca quedó atrás, el siguiente destino Coatzacoalcos a donde se llegó para tener una misa breve, algunas palabras para los medios, cenar y dormir. Nuestros techos las capillas, nuestra cama el suelo, filas y filas para refrescarse un poquito del excesivo calor y escapar de los mosquitos. El regalo de la noche el encuentro con los migrantes y activistas que venían desde la ruta de Tenosique; aunque por el horario muchos ya se encontraban dormidos.

Viernes 29. Antes del mediodía se realizó una manifestación por las calles de la ciudad encaminando los pasos hacia la Avenida 1 en donde se ofrecieron algunos testimonios agrupándose por país. Se pasaron muchas horas bajo ese puente, la gente iba de un lado a otro, llegaban más refrigerios, agua, tortas y otras comidas. Para entretenerse algunos ya estaban jugando cartas, otros se contaban sus historias, se daban recomendaciones, migrantes que iban viajando se acercaban curiosos a preguntar y algunos decidían sumarse por comprender la importancia de esta manifestación. Horas más tarde la salida hacia Tierra Blanca

a donde llegamos bajo la lluvia a un gimnasio en donde pernoctamos. Al otro día una visita a las vías del tren del lugar para realizar nuevamente una acción de protesta para luego acompañar a las familias victimas de desaparición a una reunión  a puerta cerrada con el Comisionado de Derechos Humanos Felipe González, un par de horas de espera a las afueras para seguir la ruta rumbo a Orizaba y llegar con un grupo de mujeres conocidas como Las Patronas, cuya comunidad del mismo nombre se encontraba no muy lejos.  La representación Guatemalteca se regreso al término de la reunión en Tierra Blanca.

La llegada por la noche se dio en una capilla muy cerca de la comunidad La Patrona, cantos al migrante con letras sobre su desafiante reto de llegar a su destino nublaba los ojos de más de uno; se realizó una ceremonia de bienvenida con copal, flores y palabras, varios de los recién llegados/as fueron  ataviados con collares y coronas de flores. Muy emotiva

la ruta ya que en el camino la gente recibía con letreros de “bienvenidos hermanos centroamericanos”, “Migrante no estás solo”, “Todos somos migrantes”, “Dios los bendiga”, veladoras en las puertas de sus casas, saludos y porras conmovían a los recién llegados quienes agradecían muy a su forma: “Dios los bendiga, Dios los bendiga”. La fiesta no terminó ahí pues al llegar a la comunidad donde este ejemplar grupo de mujeres había organizado una recepción como ninguna otra, un grupo de música recibía entre cantos cumbiancheros y salsa a la caravana, el baile también hizo acto de presencia, las sonrisas en la cara, incluso no faltaron algunos reporteros aprovechando la pista para convivir  con los presentes, la danza duro un rato para después volver a descansar, una noche más el camino aún restaba.

El domingo por la mañana “Las Patronas” bajo la llovizna y en e

l humilde espacio donde preparan los alimentos que suelen comúnmente cocinar para los migrantes que viajan en el tren, compartieron con cada uno de los presentes, arroz, huevo, tortillas, atole y frijoles, para después asistir a la misa en la que toda la comunidad estaría presente, dicha comunidad también está resistiendo un proyecto hidroeléctrico conocido como El Naranjal, otra de las tantas luchas que está comunidad enfrenta por defender sus tierras. La misa fue presidida por el Fray Tomás González Castillo responsable de la casa del migrante “Refugio del Migrante” ubicada en Tenosique, Tabasco (una de las regiones más críticas por el sin número de abusos cometidos en contra de los y las migrantes), sus palabras llegaron a más de una persona, algunas lágrimas se dejaron notar, sus pensamientos hacían vibrar: “tenemos que poner freno a la violencia y está comunidad es un ejemplo de la solidaridad, del compartir, de lo que es la religión, apoyar al prójimo, auxiliarlo, acompañarlo cuando se encuentra más indefenso”.

Con el corazón conmovido la caravana siguió destino a Orizaba para acudir a una misa en la ciudad, compartir alimentos y nuevamente acudir al punto donde las vías del tren se cruzan con el deseo, la oportunidad

y el riesgo. Ahí varios migrantes esperaban la llegada del próximo tren, a la par se realizó otra acción de resistencia pacífica al detener de manera simbólica a un tren que pasaba impidiéndole el paso a lo que tuvo que frenar el conductor y salir para tomar fotos de todas las personas que habían decidido desafiar a “La Bestia” en un cara a cara. Fray Tomás una vez más habló sobre los derechos de los migrantes, sobre la importancia de detener los secuestros, los maltratos, los robos y la injusticia contra ellos, el camino continúo destino a Puebla en donde solo se ceno y durmió.

Al otro día muy temprano, lunes ya primero de agosto, el destino era otro, la enorme capital de México, la ciudad que todos conocen por nombre pero que pocos de los migrantes recorren; una reunión con algunos actores y actoras políticas en el Senado de la República para buscar acuerdos, hacer pactos, escucharse, mirarse era la cita del día. Se llegó marchando  y de ahí las historias de vida, las denuncias, los testimonios. Los defensores y activistas de derechos humanos ofrecieron sus pensamientos, Javier Sicilia también llegó para mostrar su solidaridad.  Una de las mayores demandas es que les dejen transitar para buscar a sus familiares sin problema alguno, solicitando el apoyo del gobierno de México, libre tránsito, una Mesoamérica unida; también condenaron la pasividad de los gobernantes en sus respectivos países, la comunidad hondureña incluso narró como el gobierno se comprometió a apoyarlos con autobuses para realizar el recorrido, sin embargo a solo dos días canceló sin más la oferta.

Afuera del senado las y los migrantes iban y venían, incluso hasta recorrer unas calles alrededor les parecía demasiado pues algunos dicen sienten como se les mira diferente, como la policía casi les huele, saben que no han cometido ningún crimen, ningún delito, su intención es mejorar sus condiciones, su vida y la de sus familias; no es un gesto más que solidario, sacrificado, en general es la necesidad la que les obliga, porque sus ojos gritan y anhelan un futuro distinto más amable, más humano. Reconocen que muchos mexicanos les apoyan, agradecen, incluso hasta se disculpan por sentir que pueden causar algún problema; pero también saben que muchos en esta tierra también comparten su necesidad, su osadía y sus tristezas.

Lamentablemente pocos días después de esta acción de denuncia y protesta uno de los integrantes de la Caravana Paso a Paso Hacia la Paz  , Julio Fernando Cardona Agustín, un joven guatemalteco fue asesinado  en el Estado de México de manera brutal, a pedradas; Julio no era un asaltante, no era un criminal, solo un joven que tenía un sueño, un sueño de libertad, de vida y una gran sonrisa; pero que fue víctima de un sistema que recuerda que a quien le reta lo oprimirá contra la pared, que quien lo desafíe lo acabará y vejara. La historia de Julio no es la única, miles de migrantes en nuestro país sufren día a día toda clase de abusos y vejaciones, toda clase de injusticias y atropellos, sus nombres, su origen no importan mucho a quien no les conoce, solo a su familia, esas mismas que recorren y hacen todo el esfuerzo pese a su pobreza profunda para encontrarlos, familias que les esperan, que les recuerdan, principalmente siendo las madres las que siguen, no abandonan, luchan, rezan, lloran, denuncian; las que no pierden la fe ni la fortaleza porque saben que lo más importante es  el regreso de sus hijos e hijas con vida, más allá de la miseria existe un lazo inquebrantable que su corazón les recuerda día a día, momento a momento, segundo a segundo; y es que alguien aún en cualquier lugar o en algún lugar se llama Pedro, Juan, Mariana, Cristina y es su hija o hijo, su mayor tesoro, el motivo y razón de sus vidas.


“Caravana de Migrantes”

Compartimos a ustedes algunas imágenes de la Caravana de Migrantes realizada en días pasados..Las imágenes fueron capturadas por la periodista  y compañera Lucero Méndizabal, quién amablemente

nos permitió compartirlas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el enero 16, 2012 por en La Coyuntura de los Oprimidos.

calendas

enero 2012
L M X J V S D
    Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
A %d blogueros les gusta esto: